La música y el cine: especial Jazz

La música y el cine: especial Jazz

El jazz y el cine han sido amigos desde hace muchísimo tiempo. Desde el cine mudo, con bandas de jazz tocando en vivo en las salas de cine con maestros como Louis Armstrong, Count Basie y muchos otros, el jazz siempre ha sido no solo la “música” sino también el protagonista en el séptimo arte.

#JAZZFACT : la transición del cine silente al cine sonoro fue con la película “The Jazz Singer” de Alan Crosland en 1927. ¿Ahora entienden por qué es importante? El jazz estuvo en uno de los momentos clave de la historia del cine.

Hoy haré una pequeña lista de mis favoritos, de los hijos del cine y el jazz. Digo pequeña lista porque mencionarlos a todos sería demasiado.

Top Hat

Cómo olvidar los tremendos clásicos “Cheek to Cheek”, “Isn’t this a lovely day”. Esto es la época dorada de Hollywood, protagonizado por Fred Astaire y Ginger Rogers (los predecesores de Ryan Gosling y Emma Stone), Top Hat es definitivamente un clásico. Irving Berlin, encargado de la música (también trabajó en “The jazz singer”) hizo posible que el film sea un éxito. Acá les dejo una de las secuencias que pasaron a la historia.

Singin’ in the Rain

Porque ver a Gene Kelly bailando bajo la lluvia es todo lo que siempre habías necesitado en tu vida. Llegó el cine sonoro y Don, un exitoso actor del cine silente, debe convertir su última película de cine mudo en un musical. Una película de los 50’s con referencias de los 30’s y 40’s.


Cabaret

Adaptación del musical con el mismo título. Liza Minnelli le da vida a Sally Bowles, en el Berlín de los 30’s. Ganadora de 8 premios de la Academia, es definitivamente una de las mejores del género, con éxitos como “Mein Herr”, “Money Money” “Life is cabaret” y una hermosa pero triste historia de amor. Poniéndonos un poco más serios, la película es un éxito no solo por la música y la puesta en escena, sino también por usar lo audiovisual como crítica a la violencia. Bob Fosse nos muestra en una canción por qué Alemania eligió a un líder como Adolf Hitler. Esto causó tanto revuelo, que la secuencia estuvo prohibida en Alemania en los 70’s. Musical, crítica y una excelente puesta en escena. Sin duda, una película de culto.

 

Pd. Liza siempre será la diva por excelencia.

Chicago

Pop. Six. Squish. Uh Uh. Cicero. Lipschitz.

Definitivamente mi favorita para siempre. Renée Zellweger, John C. Reilly, Queen Latifah, Catherine Zeta-Jones, bajo la dirección de Rob Marshall, es una adaptadación de la obra escrita por Bob Fosse (Cabaret, All that Jazz, Sweet Charity). Es mi musical favorito de todos los tiempos. Excelente fotografía, obviamente la música es extraordinaria, el arte se lució, el maquillaje, el despampanante vestuario, los decorados, esas transiciones entre lo “real” y lo “musical”, además de la genial actuación de todos. Solo hay dos opciones con esta película, o la amas o la amas.

 

 

BONUS: Ray

Ray Charles es uno de los grandes del jazz. Acá, vemos los viejos bares de New Orleans, un Estados Unidos donde la discriminación era pan de cada día. En medio de todo esto, Ray, un hombre de raza negra de un pueblo bastante pobre de Georgia, logra convertirse en un ícono del jazz. Una historia no solo de música, sino también de superación, de fama y que muestra la degradación del ser humano a causa de las drogas, las mentiras y el mal uso del dinero. Sin embargo, en medio de todo esto, vemos como la familia y la música pueden darnos una esperanza. Ray es eso. Su música sigue siendo un símbolo de esperanza para todos aquellos que vivieron los estragos de estos años tan difíciles. Una actuación extraordinaria de Jamie Foxx, quien en rodajes, se ponía lentes que de verdad lo dejaban ciego para así hacer una interpretación mucho más fiel a Ray. Hit the road, Jack.

 

Termino así mi pequeña lista. Escuchemos música, vayamos al cine. El arte nos hace más felices.

Feliz Domingo, son los deseos de Bicicleta Casa Audiovisual.

 

Rebeca Venegas
Sonidista